BLOG

5 tips para gestionar la crisis

Gestion-de-crisis

5 tips para gestionar la crisis

Un cambio es un proceso, no un evento; por más repentino que éste suceda. Nuestro modelo de Gestión de Cambio Continuo considera las diferentes etapas que atraviesan las personas en su evolución al transitar una transformación. Frente a un cambio inesperado y tempestivo como es el COVID-19, estas fases se aceleran y la gestión de la crisis se vuelve trascendental. Abajo, algunos tips para abordar cada fase del proceso.

Las 4C de la Gestión de Cambio

 

El cambio (y por ende, la crisis, que no es más que un cambio drástico y repentino) obliga a las personas a cambiar. Cada persona y cada organización lo hará a su tiempo, pero todas pasarán por esta evolución. La Gestión de Cambio, considera que las personas transitan cuatro etapas y que es necesario un plan con acciones para cada una de ellas. Estas etapas son las llamadas 4 C. 

  • Comprensión: La persona entiende la necesidad del cambio.
  • Compromiso: Entendiendo racionalmente que el cambio es necesario, ahora quiere ser parte de este cambio (está motivada).
  • Competencias: Comprendiendo por qué y queriendo ser parte, tiene la predisposición y el mindset necesario para aprender nuevos conceptos y formas de trabajo (y también desaprender los viejos).
  • Continuidad: La persona lleva a la práctica y experimenta las nuevas formas de trabajo. Se genera el hábito y la sustentabilidad de esas nuevas prácticas.

La importancia del liderazgo organizacional

 

La evolución de una persona a lo largo de todo el proceso debe estar sostenida y facilitada por lo que llamamos Liderazgo Organizacional, es decir, por la coherencia y a la consistencia de la organización con el cambio. Esto es clave para que pueda pasar de una etapa a la otra sin (o con poco) sufrimiento. Cada contradicción de la organización en este camino entorpece o genera dificultades y potenciales retrocesos.

Los tiempos y madurez de los planes de gestión de cambio deben considerar, para cada fase, el contexto y la situación en la que se encuentra el proyecto y/o la organización. 

Consejos etapa por etapa

 

Frente a la situación inédita y forzada que provoca la pandemia, no hay tiempo para trabajar ordenada y secuencialmente la evolución. Sin embargo, no olvides que abordar todas las fases y diseñar ciclos ágiles (o sprints) de gestión de cambio en función de ellas, es fundamental para accionar en forma efectiva. Porque con más tiempo o menos tiempo, todas las personas deben atravesar las cuatro etapas para poder así crear un nuevo hábito.

Te comparto cinco tips para tener en cuenta al momento de diseñar un plan de Gestión de Crisis. Los hashtags debajo de cada tip hacen referencia a la o las etapa/s que éste aborda.

 

1. Comunica con transparencia y anticipación

La percepción de que se está recibiendo información parcial o falsa, o el silencio prolongado, sólo acrecientan la incertidumbre y el nivel de stress de tus colaboradores. Anticípate a la demanda de información y, si no tienes certezas, comunícalo con honestidad. La comunicación debe ser fluida, anticipada y transparente.

#Comprensión #Compromiso #Liderazgo Organizacional

 

2. Construye una red de soporte

Todo plan de Gestión de Cambio necesita de una red de soporte, es decir, de mentores, pares y referentes que trabajen por la contención tanto técnica como emocional y la construcción de instancias de colaboración y aprendizaje compartido. Al definir quiénes serán tus agentes de cambio y qué acciones realizarán, analiza con datos concretos cuáles son las verdaderas necesidades según los diferentes roles y equipos. Abordar a todos con las mismas acciones por igual genera ineficiencia y desperdicio de recursos. 

#Compromiso #Capacidades #Continuidad #Liderazgo Organizacional

 

3. Utiliza reconocimiento como refuerzo de conductas positivas

No esperes a reconocer grandes logros o resultados. Celebra el esfuerzo, la adaptabilidad, las nuevas ideas, el animarse a probar algo nuevo para mejorar. Elige un modo de reconocimiento que sea significativo para cada persona y grupo (o correrás el riesgo de provocar el efecto contrario). Esto te ayudará a sostener el esfuerzo que necesitas de tus colaboradores en el día a día.

#Compromiso #Continuidad #Liderazgo Organizacional

 

4. Promueve la agilidad

Si tu organización no es una organización ágil, el desafío será aún mayor. ¡No te desalientes! Convierte la dispersión y el trabajo remoto forzados en una oportunidad para experimentar con equipos autónomos, reducir la burocracia, descentralizar los procesos de decisión, y brindar mayor flexibilidad (por ejemplo, de horarios). Ser ágil implica un verdadero cambio de mentalidad, necesario para desarrollar la adaptabilidad al cambio.

#Capacidades #Continuidad #Liderazgo Organizacional

 

5. No te olvides de las necesidades emocionales

Las necesidades técnicas suelen ser las primeras que se atienden. Es cierto que el aprendizaje del uso de nuevas herramientas virtuales es una necesidad visible e inmediata, pero las emociones que tus colaboradores atraviesan son igualmente (o tal vez más) importantes. Lo emocional juega un papel crítico en una crisis y puede ser la principal traba para adaptarse a nuevas manera de trabajo, aprender el uso de nuevas plataformas y mantener la eficiencia y productividad. 

#Compromiso #Liderazgo Organizacional

En síntesis, oportunidad y riesgo

 

En la situación de urgencia y necesidad presente,  las herramientas y tácticas de gestión de cambio pueden ayudarte a gestionar la crisis de manera más efectiva. 

Gestionar la crisis en forma eficiente hoy no sólo te ayudará a transcurrir mejor el “ahora” (y a ayudar a tus empleados a hacerlo) sino que también tendrá impacto positivo en la cultura y motivación cuando comience el período de recuperación. No olvides que la gente es el activo más valioso que tiene una organización; cuidar a tus colaboradores es esencial para garantizar la continuidad del negocio.

Autora: Carolina Sordelli

Si quieres conocer más de cómo gestionar tu crisis, haz click a continuación.

Sin Comentarios

Escribe un comentario