BLOG

Liderazgo y gestión, dos roles fundamentales en una transformación

Liderazgo y gestión, dos roles fundamentales en una transformación

Si quieres ser uno de aquellos “líderes que transforman” lamentamos decepcionarte. Los líderes, por sí solos, no transforman. Inspiran el cambio y promueven la innovación, pero el liderazgo sin gestión no basta. Se necesitan también gestores que, inspirados por la visión de los líderes, trabajen día a día para construir el cambio que buscamos. Se trata de dos roles complementarios y absolutamente necesarios.

Transformar es cambiar la cultura

 

La cultura es uno de los mayores diferenciales de una organización. Impacta en la productividad de los empleados, en el éxito del negocio, en la capacidad de innovación y reconversión ante desafíos imprevistos… Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de cultura?

Cultura es aquello que tratamos de describir cuando decimos “así hacemos las cosas aquí”. Tiene que ver con cómo actuamos, cómo se toman las decisiones, cómo se relacionan las personas, qué comportamientos se refuerzan y cuáles no, entre otras cosas.

La cultura es:

  • Única y distintiva: Cada organización tiene su propia cultura.
  • Auto-definida: No puede ser categorizada en tipos prefijados o se una “copia de”. Lo que funcionó en otras organizaciones no es necesariamente lo que se adapta a nosotros o lo que necesitamos.
  • Explícita en hábitos y comportamientos: Se refleja en cómo actuamos en el día a día.

 

Si queremos transformar la cultura, es fundamental que todos entendamos, articulemos y hablemos de la cultura de la misma manera. De esto se trata liderar el cambio.

El rol de los líderes es el de definir una visión de cambio y lograr el alineamiento de toda la organización con esta visión. Los líderes deben definir, transmitir y vivir la cultura. 

 

Más sobre la importancia del liderazgo organizacional y su rol en la definición de una visión del cambio aquí.

Un sistema dual

 

No es lo mismo gestión que liderazgo. John P. Kotter plantea un sistema operativo dual, en el que conviven dos funciones básicas y críticas que muchas veces se confunden como una sola.

 

La estructura jerárquica

Se trata de una estructura que ordena, facilita la gestión, y ayuda a que el día a día sea predecible y con menos errores evitables. Esta estructura, presente tanto en organizaciones piramidales tradicionales como en organizaciones de tipo horizontal, implica un determinado marco de roles, procesos y procedimientos que permiten tener previsibilidad. 

Si bien la estructura jerárquica puede ser muy útil, ya que proporciona una gestión confiable en el día a día, también puede resultar limitante y atentar contra el crecimiento.

 

El liderazgo estratégico

Un liderazgo estratégico ágil proporciona una red de gente con una visión clara, mucha pasión para comunicar, atraer talento y guiar equipos de trabajo hacia adelante. Este liderazgo, propio de los startups, facilita el crecimiento, el compromiso y sobre todo una cultura muy particular y que alinea a las personas en pos de un objetivo común. 

El problema es que este liderazgo, por sí sólo, no basta para que el trabajo diario sea efectivo.

Gestión vs. liderazgo

 

La gestión es un conjunto de procesos bien conocidos para:

  • obtener resultados, confiables, eficientes y predecibles
  • garantizar la operación diaria y asegurar que hagamos bien lo que sabemos hacer

 

El liderazgo, en cambio, implica crear algo diferente a lo que se tiene hoy, inspirar el cambio y la innovación. Se necesita para:

  • crear una organización
  • encontrar nuevas oportunidades a partir de la empresa creada
  • lograr cambios para capitalizar esas oportunidades
  • mover a la empresa hacia un futuro para crecer y prosperar
  • definir la cultura

El sistema operativo dual, John P. Kotter (2018)

Te invitamos a ubicar en el gráfico anterior los perfiles con los que cuentas para lograr la transformación. ¿Tienes tal vez líderes innovadores pero te falta talento con capacidad de gestión? ¿O, al revés, tienes personas capaces de administrar pero con dificultades para cambiar rápido?

Ten en cuenta que los dos roles no se presentan en estado puro y que puede haber personas que combinen ambas capacidades. Lo importantes es comprender que al momento de enfrentar un cambio requerimos de los dos perfiles. 

Cómo se complementan liderazgo y gestión

 

Una herramienta que nos resulta muy útil a la hora de comenzar un proyecto de cambio es el canvas de visión de cambio. En este lienzo colocamos los puntos claves de nuestro proyecto, qué queremos lograr y cómo hacerlo.

Canvas Visión del Cambio

Como puedes ver, en algunos ejes será clave el liderazgo, en otros la gestión, y existen aspectos en los que un trabajo combinado de liderazgo y gestión se vuelve necesario.

1. Visión única del cambio: Es la tarea por excelencia del liderazgo, la expresión de lo que queremos lograr y hacia dónde queremos ir.

2. Grupos de interés impactados: Quien gestiona el proyecto debe comprender qué grupos se verán afectados por el cambio para poder mitigar sus resistencias. Esto requiere un análisis frío y con conocimiento de las áreas y los diferentes grupos que existen dentro de las áreas.

3. Estado futuro: Se requiere un trabajo integrado de liderazgo y gestión. La gestión necesita comprender qué debe hacer para lograr la visión propuesta. De aquí deberían partir qué procesos tenemos que modificar y cómo debemos medir esos cambios.

4. Riesgos de no cambiar: Se trata de analizar la situación en la que estamos y los problemas que vemos en el futuro. Es necesaria la interacción para poder asegurar que el liderazgo transmita lo que imagina del futuro y que la gestión pueda contrastarlo con la situación actual.

5. ¿Por qué el cambio y por qué ahora?: De la misma manera, se necesita una visión inspiradora y una mirada realista para poder generar el sentido de urgencia que necesita el proyecto de cambio.

6, 7 y 8. Focos del plan de cambio, métricas clave, hitos y tiempos: Se trata de planificar en términos de actividades, control y plan para hacer realidad la visión propuesta. Son competencia de la gestión, quien va a llevar adelante el proyecto.

En conclusión

 

Transformarse, o, mejor dicho, construir cultura, es tarea conjunta de la gestión y del liderazgo. Necesitamos líderes que inspiren y gestores ágiles que sepan analizar, bajar a la realidad la visión del cambio y asegurar que vayamos en el camino correcto. 

No debemos olvidar que el cambio es permanente, y por esto es fundamental una comunicación permanente entre gestión y liderazgo.

Autores: Carolina Sordelli y Martín Molteni

Sin Comentarios

Escribe un comentario